Ventajas de las clases particulares a domicilio frente a las academias de inglés
 

Blog

Ventajas de las clases particulares a domicilio frente a las academias de inglés

clases de ingles a domicilio

El inglés es una de las lenguas más habladas en todo el mundo, imprescindible para acceder a cualquier puesto de trabajo o viajar, por ejemplo, a cualquier ciudad de Europa. Hablamos de conocer en profundidad la gramática, el vocabulario, la morfología de los tiempos verbales, de escribir correctamente y, sobre todo, de expresarse y hablarlo con fluidez. Este es, quizá, uno de los aspectos más importantes. Por eso, para practicar y aprender los entresijos del idioma con garantías nada mejor que un profesor titulado. Llegados a este punto siempre surge la misma pregunta: ¿debemos acudir a una academia o contratar clases particulares de ingles barcelona? ¿Cuáles son las ventajas que ofrece un profesor particular a domicilio?

Flexibilidad

Las academias, además de ofrecer clases grupales, suelen ser más caras. Al precio del curso, hay que añadir el gasto de la matrícula y otros derivados de los materiales de uso para el alumno. Además, tendremos que avenirnos al horario establecido por el director. El profesor particular, en cambio, ofrece una mayor flexibilidad en ese aspecto. Con él podremos acordar la duración y el número de clases que deseamos a la semana. El presupuesto final dependerá única y exclusivamente de nosotros y de las horas de clase que necesitemos para alcanzar nuestros objetivos.

Las clases son personalizadas

Esta es, sin duda, una de las mayores ventajas de las clases particulares. El profesor, atendiendo a los conocimientos y la capacidad de aprendizaje del alumno, establecerá el ritmo de enseñanza más adecuado. Además, incidirá en todos esos aspectos que nos reporten una especial dificultad, pudiendo interrumpir el programa o seguir otro más conveniente en atención a esos problemas. Hemos hablado de expresarnos, de hablar con fluidez el idioma. Con clases particulares de ingles en barcelona tendremos la oportunidad de practicar con nuestro profesor tantas horas como queramos, además de la ventaja que supone hacerlo en un contexto privado. El rendimiento es otro de los factores que sale beneficiado con este método de enseñanza. Al tratarse de clases individuales y específicas, en función de un examen o bien para reforzar determinadas deficiencias, prestaremos más atención al profesor, sin riesgo de despistarnos con otros compañeros.

En definitiva, las clases particulares solo ofrecen ventajas. Además, podremos concertarlas tanto en el domicilio del profesor como en el nuestro, incluso a través de internet, con programas como el Skype.